lunes, 15 de octubre de 2007

Hoy toca.....

He elegido un texto, que me parece muy adecuado en estos dias de "tension" acumulada por diferentes declaraciones, espero que os clarifique el panorama.


Ser del Espanyol
Toni Segarra - 13/10/2007 03:00
Hay cosas que no pueden explicarse. Casi todo lo intenso, grande y profundo que nos ocurre en la vida no admite racionalización. No podemos explicar por qué queremos a alguien, o por qué nos emociona un paisaje. Y si lo explicamos, mentimos. Nos engañamos.
Es lo que nos pasa a nosotros, a la gente del Espanyol. Ser del equipo grande tiene toda la lógica: uno suele afiliarse al que gana, o al que puede ganar. Un chaval que elige el Barça, o el Madrid, o el Manchester United hace lo normal, lo que todos esperan de él.
También es de pura lógica ser del Salamanca si tú eres de Salamanca. Es casi obligatorio.
Incluso es de lo más razonable ser del Atleti, o del Betis, porque una gran capital admite dividir sus pasiones en dos maneras distintas de entender el mundo. Dos formas de una entidad similar y que arrastran a una cantidad suficientemente respetable de gente.
Pero ser del Espanyol es algo radicalmente diferente, radicalmente incomprensible.
Nosotros somos un milagro, una excepción, una anomalía.
En Barcelona nos tocaría ser el otro equipo de la ciudad, pero ese es un espacio ocupado por una sociedad victimizada que se siente más fuerte en un único castillo.
Entonces deberíamos ser otro Europa, otro Sant Andreu. Y tampoco.
Esa esencia misteriosa y absurda es la que nos hace tan distintos. Tanto que generamos rechazo, el rechazo de lo que no se entiende, de lo que pone a los demás en evidencia.
Ser del Espanyol es casi una afrenta: qué se creerán esos que son, míralos, los diferentes, los raros.
"Si no ganan casi nunca, si sufren, si no representan un sentimiento mayoritario de su ciudad, si no son grandes, ¿por qué son del Espanyol?", se preguntan.
No hay un porque. Como casi todo lo realmente grande en la vida, ser del Espanyol tampoco puede explicarse.
Por favor, que nadie vuelva a preguntarlo

1 comentario:

Ignasi dijo...

Como dice aquella canción: "ser del Espanyol es lo mejor que hay"
SEMPRE ESPANYOL, SIempre Tamudo