viernes, 11 de octubre de 2013

Y A LO LEJOS, LA LUZ…




Es esta, aquella importante noticia que a muchos comunicadores les gustaría dar. Tal vez llega el momento de ir adecuando,  nuestra experiencia a una nueva faceta que cada día nos toma (a muchos/muchas) un importante tiempo de nuestras vidas, como es el salto” que hemos dado los lectores, sin apenas darnos cuenta ….de leer, meditar y archivar los resultados que algunos debatían días o semanas, en coloquios y demás a la actual situación , en las que los más osados, se atreven ya  a pedir  la palabra, bien para discrepar con el orador de turno, bien para exponer “SUS” propias conclusiones que despùes  “cuelgan” en la red….momento en el que el viejo “comunicador , aquel periodista de toda  la vida, convertido en ”contertulio profesional” debe ceder su espacio a la ola de comunicadores que se le  echa encima , con la diferencia de que muchos de los internautas que intercambian opiniones, noticias o informaciones puntuales  sobre diversos temas, tienen un grado de conocimiento del tema, difícilmente alcanzable aquí y ahora por los ”contertulios habituales”.
Cierto es que la misma causa que favorece  el incremento de comunicadores en las diversas redes sociales, es la que obliga  a tratar la informaciòn  que se recibe, de manera prudente,  e intentando “confirmar· antes de  reenviar la noticia  al mundo de las frecuencias, donde el mal que puede generar una noticia falsa o indebida, es muy difícil de evaluar. Esto ha traído como consecuencia lógica….que los mas  veteranos en la red, que han  vivido épocas con muchos derechos restringidos y acostumbrados a leer, no lo  que está escrito, sino lo que el autor quiere que entendamos ,con esta nueva faceta, el camino de los ayer lectores silenciosos  por mor de un sistema anacrónico, pasa a ser hoy el caldo de cultivo deseable ,para luchar en defensa del Estado del Bienestar, que algunas generaciones anteriores iniciaron y  que hoy nosotros, estamos perdiendo casi inconscientemente…..y contemplando hechos que nos provocan extrañas sensaciones, como es ver que esa policía democrática, tantos años esperada, persigue a la ciudadania con saña y con un ardor guerrero que mejor estaría guardado, en el baúl de los recuerdos.

Y hemos llegado a un punto no previsto, al iniciar este texto pero este es el sorprendente     caso que válida  a las redes sociales como es el ser conscientes de que la información profesional es básica, pero los cudadanos saben  y siguen los movimientos que se generan en las distintas redes sociales.